Costurero Vintage Sewing Tools

45,00 

Costurero Vintage Sewing Tools

  • Medidas: 25,50 x 18 x 20 cm
  • Material: MDF Forrado de Tela-Pintada

Hay existencias

Descripción

Costurero Vintage Sewing Tools

Costurero Vintage Sewing Tools , es un preciosos costureros de aire vintage, son la mejor forma de tener tus accesorios de costura en orden! Es, además, tan bonito! que decora cualquier estancia. Tiene un compartimento superior, que se abre con la tapa y un cajón en la base, ambos con cierres tipo vintage.

Características:

  • Medidas: 25,50 x 18 x 20 cm
  • Material: MDF Forrado de Tela-Pintada

Encuentra más cosas con las que llenar tu nuevo costurero en nuestra web.

Historia del costurero

Antes de que la moda hiciera irrupción en masa en nuestra sociedad a principios del siglo XX, la costura era una forma de vida, un entretenimiento con el que pasar el tiempo y desarrollar habilidades que básicamente estaban destinadas a mujeres. Para dominar este arte, requerían de un espacio habilitado para almacenar todas las herramientas y útiles para sus creaciones sin que sufrieran deterioro teniendo en cuenta que eran labores delicadas. Así surgieron los primeros costureros, simples bolsos hechos de tela o cuero.

Sin embargo, en Europa durante el siglo XVIII, la industria metalúrgica junto con joyeros y otros artesanos comenzaron a elaborar piezas refinadas para la costura destinadas a la aristocracia y corte. Esto llevó a la producción simultánea de preciosas cajas a juego con esos accesorios de costura. Maderas exóticas, cuero, marfil o joyas con incrustaciones de piedras preciosas o nácar conformaban el exterior de los costurerosmientras que el interior venía forrado con exquisita seda o terciopelo. También empezaron a añadir niveles a los costureros llegando incluso a tres niveles o secciones, de tal manera que en un espacio más reducido podían almacenar mucho más material.

En el siglo XIX, la industrialización y el surgir de la clase media crearon un mercado para cajas de costura más prácticas y baratas que también resultasen atractivas y duraderas. Los útiles de acero o hierro como agujas, alfileres, tijeras, ganchos, etc, ya no se oxidaban gracias a estas. Los delicados hilos de colores, sedas, cuero y otros enseres delicados tampoco sufrían desgaste mientras se protegieran de la luz y aire dentro del costurero.

El interior del costurero de la mujer se consideraba un espacio íntimo. Muchos de ellos fueron creados para cerrar con llave y muchas mujeres guardaban en su interior secretos que ni su marido podía conocer. ¿Alguna carta de amor de su amado? Muchos de estos costureros los llevaban siempre encima y con ellos tenían la seguridad de que podían mantener su intimidad bajo el pretexto de que «eran cosas de mujeres».

Las formas de los costureros han sido infinitas y se hacían a medida para cada usuario dentro de la alta sociedad. A veces tenían forma de libro, de huevo, corazón o incluso forma de frasco. La personalización era un lujo reservado y la costura no iba a quedar detrás de perfumes, joyas o vestidos. El costurero era un complemento más para una dama en la época victoriana.

Cuando entró en acción la máquina de coser en 1860, el hilo utilizado hasta entonces resultó muy grueso para la innovadora máquina, por lo que George Clark introdujo en el mercado un hilo de algodón suave de seis hebras que permitía coser con ella. Tuvo tanto éxito que a finales del siglo XIX, su compañía comercializó kits de costura y costureros con la marca. A partir de entonces, el costurero se comercializó con gran éxito y la variedad empezó a ser mayor llegando a la actualidad donde podemos escoger el ideal para nosotros.

Fuente: El Blog del botón

Información adicional

Tamaño

Grande, Pequeño